Es emocionante observar los mecanismos de adaptación que algunos seres vivos desarrollan para crecer. El fotógrafo tijuanense Esteban Calderón abrió ‘la puerta de México’ y voló hasta España para ampliar sus estudios en Fotografía y Arte Contemporáneo cuando aún era un joven estudiante de Ciencias de la Comunicación. Como si se tratase de un cactus, Calderón enraizó naturalmente en esta tierra y añadió a la amalgama que ya componía su ser otros conocimientos sociales y más habilidades artísticas.

Esteban Calderon Maldita Cultura Magazine

Recuerdo estar frente a él, siempre con sus pies descalzos elaborando proyectos fotográficos, a menudo, hablándonos de Tijuana, el cruce fronterizo y San Diego, y tener la sensación certera de estar frente a un artista. Hoy, a sus 28 y solo cinco años después de nuestra convivencia en Sevilla, una intensa trayectoria profesional respalda mi percepción y da fama a su palpable talento: Esteban Calderón ha fotografiado, para las más importantes revistas de moda de México y otras destacadas cabeceras culturales de ámbito internacional, a Omar Rodríguez, Brody Dalle, Sean Lennon, Lana del Rey, , Calle 13, Alfonso Herrera, Drake Bell, Shirley Manson y Carlos Bardem, entre muchísimos otros artistas.

Es muy emocionante observar cómo, a través del proceso evolutivo, los seres vivos se adaptan al medio ambiente mientras el medio amplía sus valores culturales con la mirada de personas como Esteban Calderón.


¿Cómo es crecer en la frontera?

Honestamente, es algo único, grandioso, porque te permite crecer con lo mejor de los dos mundos, México y Estados Unidos. Siempre he observado esta unión con normalidad: cualquier día a cualquier hora puedes ir a San Diego o a Los Ángeles y disfrutar de un buen museo, un concierto, comprar algunas revistas… Y después regresar a México para estar con tu familia, para continuar con tus tradiciones, hablar spanglish de vez en cuando… Tenemos una influencia rica en el mundo artístico; cuando visitas otras ciudades de la República Mexicana te das cuenta de lo diferentes que somos del resto. Sin duda, es una bendición ser de frontera.

¿Cuándo, cómo y por qué cayó en tus manos una cámara fotográfica?

Fue en el 2008, cuando tuve mi primera clase de fotografía en la universidad. Recuerdo que llegué con una cámara analógica y el profesor nos comentó que debíamos comprar una digital. Entonces, le pedí ayuda a mi madre para comprarla y ella aceptó con la condición de que le sacara “todo el provecho del mundo”.

Le hiciste caso a tu madre… Por tanto, ¿tu relación con la fotografía comenzó como un flechazo o como una amistad larga y duradera?

Creo que desde el inicio se trató de una relación de amistad larga y duradera. Desde muy pequeño he sido una persona bastante visual. Siempre llamó mi atención el mundo de la imagen, pero fue en aquellos tiempos universitarios cuando la fotografía y yo nos hicimos amigos inseparables.

¿Se aprende a ser fotógrafo?

Creo que es algo que se tiene adentro. Comentaba que desde niño he sido muy visual. Primero, uno aprecia la imagen, sin embargo, con el tiempo, va adecuando su ojo y va perfeccionando técnicas al practicar con la cámara. De esta manera, tengas o no el mejor equipo fotográfico, si posees la noción de la imagen en tu mente todo sale bien.

¿Cuál es la primera fotografía que te marcó personalmente?

Una que tomó Hedi Slimane. Cuando Lady GaGa sacó su disco ‘The Fame Monster’, Slimane le hizo una sesión espectacular en la que sale con unos cuervos en la cabeza. Esa foto se quedó en mí para siempre… De hecho, supe que quería hacer ese tipo de retratos tan únicos cuando la vi.

Lady GaGa y Lana del Rey por Hedi Slimane y Esteban Calderón - Maldita Cultura Magazine

Lady GaGa, por Hedi Slimane; Lana del Rey, por Esteban Calderón para NYLON Español.

Pasaste inmediatamente de la universidad al mundo laboral. ¿Quién te brindó la primera oportunidad profesional?

Fueron unos amigos que conocí en la Ciudad de México. El último semestre de mi formación universitaria lo hice en España, en la Universidad de Sevilla. Después, estos amigos me insistieron para que fuera a la capital y así lo hice: sin pensarlo, a la semana de haber vuelto de mi estancia en España, me mudé a Ciudad de México. Entonces ellos comenzaron a recomendarme y a conectarme con las personas adecuadas. Siempre les estaré eternamente agradecido por el apoyo que me dieron. A menudo, continuamos haciendo trabajos juntos: nos encanta inventarnos cosas y seguir generando contenidos.

¿Qué supuso España en tu trayectoria profesional?

Bueno, España me inspiró bastante: los paisajes, las construcciones… Es algo totalmente ajeno a mí. De hecho, procedo de un México desértico, imagina lo que sentía al ver Madrid, Barcelona, Gijón, Santiago de Compostela, Sevilla… Cada lugar en España es único, todos me inspiraban a otros niveles.

Desde entonces, resides en el Distrito Federal y trabajas como fotógrafo para la revista Nylon. ¿Cómo es la vida cultural en una de las urbes de referencia mundial? ¿Es un lugar al que debes acudir si eres fotógrafo profesional?

Sí, es un lugar al que debes ir, trabajar, estar. Creo que, para cualquier corriente artística, es recomendable que permanezcas ahí por un tiempo de tu vida. Tristemente, vivimos en un país centralista y todo se encuentra aquí.

¿Prefieres fotografiar a modelos profesionales o a artistas reconocidos?

Comencé a trabajar con modelos y terminé trabajando con celebridades. Seré sincero, me encanta trabajar con artistas; tener la oportunidad de dejar una huella en estas personas me apasiona… Dejar ahí tu firma y que la gente llegue a verla es genial.

¿Es cierto que el mundo de la moda es cruel o es un cliché?

El mundo de la moda tiene su lado cruel; es un ambiente muy denso, mucha gente tiene doble cara, pero es algo que aprendes a lidiar. No debería ser así, pero tristemente lo es… Creo que uno debe cumplir su trabajo y seguir adelante, entregar un buen producto y andar.

¿Tienes una foto propia fetiche?

¡Sí! Una que tomé a Lana Del Rey, siempre me enamora cada vez que la observo.

Como fan absoluto de Omar Rodríguez tengo una pregunta obligada: en la sesión con Bosnian Rainbows, ¿Omar estuvo quieto o no dejó de moverse como acostumbra a hacer en sus conciertos?

Omar Rodríguez me cae muy bien, es un chico único y, sí, se quedó quieto. Debo admitir que a menudo le gana la risa al estar posando, pero creo que él entiende muy bien mis retratos y todos ponemos esfuerzo para que queden lindos; es un chico muy agradable.

Esteban Calderon Omar Rodriguez Maldita Cultura Magazine

Omar Rodríguez fotografiado por Esteban Calderón.

¿Cuál ha sido el proyecto realizado con el que más has disfrutado?

Mis últimos trabajos en NYLON Español.

¿Alguna vez has pensado diversificar tu trabajo? Es decir, ¿hacer otro tipo de fotografías: desnudos, conciertos, paisajes o retratos que no sean de moda o artistas?

No lo sé, todos tenemos fases y momentos. Un día quiero algo colorido y al otro día ya no. La moda y el retrato me apasionan, creo que no puedo dejarlo… He hecho paisajes y otras tomas distintas. Sin embargo, eso es algo más personal, va solo para mis ojos y los de mi familia.

¿A quién lee Esteban Calderón?

¡Me siento la persona más inculta! En estos momentos devoro revistas tipo PAPER Magazine, DAZED, V Magazine, FADER, HUNGER, entre otras.

¿Qué lugar de México recomendarías a cualquiera que no lo conozca?

Oaxaca es hermoso y, por supuesto, la Ciudad de México.

¿Una ciudad para vivir y otra para fotografiar?

Para vivir, mi Tijuana; para fotografiar, Nueva York.

¿Qué equipo utilizas?

Mi equipo es Canon 5D Mark ll, mi set de flashes, mi computadora o iPad y ¡listo!

Mario Testino o David LaChapelle.

Mario Testino.

Diane Arbus o Annie Leibovitz.

Annie Leibovitz.

VOGUE o Rolling Stone.

VOGUE.

Si pudieras realizar una sesión a cualquier persona ahora mismo, ¿a quién elegirías?

A Lady GaGa.

¿Tienes algún proyecto ilusionante entre manos?

Actualmente soy fotógrafo freelance y tengo la fortuna de poder trabajar con otras revistas y explorar otros mundos editoriales. Acabo de hacer unas sesiones geniales pero, ¡aún no puedo contar más!


Puedes ver el trabajo fotográfico de Esteban Calderon en su página web pinchando aquí.