En Maldita Cultura no solemos hacer crónicas, ni tampoco somos dados a promocionar eventos. Esto no es un anuncio porque el festival ya es cerveza pasada -aunque resaca permanente-; ni tampoco un diario sobre cómo nos ha ido entre confeti, pedruscos, fango, mojones y viñas. Vamos a cantarlas claras. Este texto es un agradecimiento a esas bandas que nos regalan tralla de la buena. Esos grupos que, aún siendo la más mínima minoría en el cartel del Viña Rock, hacen que el festival continúe mereciendo la pena.

Angelus Apatrida por Bernardo Cruz Maldita Cultura Magazine

Guillermo Izquierdo de Angelus Apatrida, por Bernardo Cruz.

(El orden de las bandas responde a los horarios del cartel del Viña Rock 2016. Todas las imágenes que se muestran a continuación han sido tomadas por Maldita Cultura).

Fuckop Family

Bien de hardcore, de letras curradas y mucha ‘cultura del odio’. Los alicantinos no dejan títere con cabeza mientras logran que todas las cabezas se muevan al unísono. Claros descendientes de Sindicato del Crimen, el sonido de esta familia fluctúa entre el metal más pesado y el ragga más bailongo, evocando a KOP, a Ktulu y hasta a Mano Negra. Después de cuatro discos, un directo y alguna que otra ida y venida de componentes, Fuckop Family acaba de estrenar gira y está cocinando nuevo videoclip por su quince cumpleaños. El fussion-core hace ¡bum! en tu cara…

Angelus Apátrida

Trallazo tras trallazo y, para cerrar, la guinda de la tralla: ‘Domination’ de Pantera. Hablo en primera persona pero con la certeza de hablar por mí y por todos mis (compañeros) metaleros: El concierto más potente del Viña Rock. No es de extrañar, los de Albacete son, actualmente, los máximos representantes nacionales de thrash metal. Después de 80 conciertos por Europa y una decena en Sudamérica, Angelus Apátrida vuela directo desde Villarrobledo a Pekín para continuar cubriendo fechas por una veintena de salas en otras ciudades de China, Taiwán, Japón y Australia. Id acumulando adrenalina para descargarla en el circle pit que Guillermo Izquierdo tramará en Resurrection Fest, el último de la gira 2016 en España.

Viña Rock, Angelus Apatrida, por María Pachón. Maldita Cultura Magazine

KOP

El brutal sonido de los catalanes atronó de tal manera en mis oídos que me mareé y no pude terminar el concierto. Diarios aparte… KOP, clásico del hardcore punk desde aquel legendario Internacionalista, continúa dando caña con su dialéctica política y se le multiplican los conciertos en manifestaciones sociales. Si escuchar el potente sonido de KOP es un gustazo de los que te hacen –literalmente- desfallecer, oír lo que Juanra, su líder y vocalista, cuenta sobre la banda y sobre él mismo es absolutamente justo y necesario para entender sus letras y música:

“Las palabras que digo en mis canciones y en los escenarios están respaldadas por mis hechos. Pienso que eso es lo que le da un valor especial a las canciones de KOP […] He estado en cárceles de exterminio, en módulos de aislamiento y en situaciones muy duras y no he bajado la cabeza. He seguido fiel y digno a mis ideales. […] El Estado me ha castigado con su máxima herramienta. Ha tratado de romperme como militante y como persona dentro de sus muros, pero no lo ha conseguido.” (De la entrevista que Leire Regadas le hizo en 2013 para su web de periodismo comprometido Ikusmira).

Crisix

Si eres de [email protected] que aún dicen que no te gusta el thrash metal, te animo a que vayas a un concierto de Crisix. El directo de los de Igualada hace sucumbir a cualquiera. Velocidad de vértigo, clásicos redobles de batería y riffs agudos y doblados acompañan a una voz rota que suena brutal. Pero a pesar de esta barbarie musical, los jovencísimos componentes de la banda desprenden un buen humor que se convierte en atmósfera; de verdad, creo que es imposible sonreír más mientras se toca impecablemente.

Desde que se hicieron con el triunfo en el W:O:A: Metal Battle de 2009, Crisix ha publicado tres álbumes y ha logrado imponer el adjetivo ‘original’ en los titulares de la crítica. Y sucede así tanto por el buen rollo de su directo, como por el sonido de la banda en sí mismo. Ojalá en la radio dejara de sonar la puta crisis para dejar paso a Crisix.

Hamlet

He de confesar que he tardado años en digerir fácilmente su sonido, pero me declaro fan incondicional del Amnesia, de ‘Egoísmo’ y de J. Molly sobre el escenario: pura vida (llena de energía, no como la que nos ofreció en el álbum homónimo). Se sube al andamio, se baja y se sube al monitor, se tira al público… Regresa de la olla y canta desde el foso… Molly es una pequeña y musculosa bestia que canta como los ángeles (caídos, claro), y que ha trabajado insaciablemente (doce LPs) para que Hamlet esté a punto de celebrar sus treinta años en plena forma -de aquí a final de año, tienen una decena de bolos concertados por toda España-.

Viña Rock, J. Molly, de Hamlet. Maldita Cultura Magazine

Def con Dos

No sé a cuánta gente escuché decir que el de Def Con Dos había sido el mejor concierto del festival. Y todo a pesar de la desbandada que se produjo hacia las barras cubiertas. Pero César Strawberry demostró que, si no le aquietan los jaleos judiciales a causa de sus certeros tuits, ni mucho menos puede frenarle el diluvio universal. ‘Alzheimer’, ‘Sigo siendo heterosexual’ y ‘El coche no’ abren el envoltorio del regalo que cualquier fan de la banda siempre quiso recibir: Alzheimer pal pueblo. Una gira compuesta básicamente por los dos emblemáticos álbumes. Por fortuna, en Viña Rock, solo fue aderezada con ‘Ultramemia’. Mucho mejor hubiera sabido con algún condimento de De poca madre...

De cualquier modo, el guitarrista Alberto Marín se ha convertido en el ingrediente estrella de Def Con Dos. Espectacular melena al viento (avalada por una trayectoria musical de proyección internacional: Kaothic, Skunk D.F., Hamlet), que ha conseguido desterrar de nuestra mente la presencia de Tejeringo… ¿Qué dice la gente?

Viña Rock: Alberto Marín, por Bernardo Cruz. Maldita Cultura Magazine

[IN MUTE]

Demasiada tralla para mis oídos subsanada por la perfección que Steffi García ofrece a nuestra vista. Es ella quien decide y pinta el maquillaje que decora su cuerpo, quien diseña la ropa que usa en los directos y quien ha dotado de personalidad a la banda de death metal melódico desde que entró como vocalista en 2010. Su presencia, su voz y su danza colman cualquier escenario. Más aún el pequeño The Cavern en el que [IN MUTE] tocaron en el Viña compartiendo escenario con Crisix. Al igual que los catalanes, [IN MUTE] ganaron el Wacken Metal Battle en la edición de 2014.

Evidentemente, han mamado de Arch Enemy. Pero la extraordinaria voz gutural de la valenciana es aún más extrema que la de Angela Gossow (ex front-woman y manager de Arch Enemy) y que la de Alissa White-Gluz, actual cantante de la banda sueca.

Viña Rock Steffi González, de In Mute. Por María Pachón. Maldita Cultura Magazine

A nuestro querido Rubén G. Herrera le gusta tanto fotografiar a Steffi como a mí, y se nota.

A.N.I.M.A.L.

Quince años no son nada y mucho menos si eres argentino y te llamas Andrés Giménez. Después de continuar su impresionante trayectoria con dos proyectos como D-Mente y el supergrupo <span”>De la Tierra (junto a miembros de Sepultura, Maná y Los Fabulosos Cadillacs), el frontman y espíritu de la banda ha vuelto a reunirse con su alma máter: Acosados Nuestros Indios Murieron Al Luchar. Leyenda recién resurgida del metal en habla hispana con Cristian Lapolla al bajo y Marcelo Castro a la batería.

Quince años después de visitar Viña Rock por última vez, la banda argentina mantiene intacta la energía que le llevó a compartir tablas y amistad con Max Cavalera, Lemmy Kilmister o Dimebag Darrell. La misma que le incita a proyectar una gira junto a otros tótems del género (Brujería, De la Tierra, Sepultura…); un proyecto que bien podría llamarse ‘La unión hace la fuerza’. El poder latino está de regreso.

Viña Rock Andrés Giménez, ANIMAL, por María Pachón. Maldita Cultura Magazine

Hora Zulú

El directo de los granaínos -de vuelta a tiempo completo después de su impasse– me deja siempre sin palabras. Me las roba Aitor Velázquez, frontman y poeta de cuna.  Vocalista y letrista de profesión en Hora Zulú y Pangloss. Con él al frente, la verborrea colma, incluso desde el suelo tras tropezar con un monitor, cada concierto. Hora Zulú ha evolucionado hasta convertirse en uno de los puntales del panorama metal estatal. Y sucede gracias a su originalidad y a la potente base musical que proporcionan dos máquinas en el escenario. Me refiero a Javi Cordovilla y al rey granadino del wha, Paco Luque. No tengo palabras para describir lo que siento por Hora Zulú… Muchas coinciden con las de este artículo describiendo inmejorablemente a sus temazos ocultos.

Narco

Para terminar el artículo nada mejor que una banda convertida en un clásico cierra-festivales; vivo ejemplo de que la originalidad siempre tiene premio. Parece que fue ayer cuando Narco se presentaron como criminales en busca y captura; muchos los confundieron con una banda mexicana (por el nombre y por canciones como ‘El Santo’). Pero han pasado dos décadas que los han convertido en héroes del lumpen y en el azote musical de capillitas. Tras un parón, la revitalización del grupo tuvo lugar con la entrada de Distorsión Morales, alter ego de S Curro. Desde entonces, Narco ocupa el papel de La Polla Records, Barricada o Rosendo hace una década. Es la banda veterana que no puede faltar en festival que se precie de ser tralla de la buena.

S Curro Narco The Juerga's Rock 2015 - Maldita Cultura Magazine