Me gusta la fotografía. Disfruto enormemente el discurrir de las fotos de una galería. Ya sea de rascacielos o de sitios abandonados, de geometrías indefinidas, desnudos y momentos eróticos, de paisajes, de panorámicas urbanas… Muchos de los artistas que me deslumbran no son famosos para el público general, son Tesoros ocultos en Internet. Me gusta la fotografía y me gusta el diseño, dos mundos que aúna a la perfección Anton Repponen.


 Después del cuestionario, recogemos en forma de galería parte de su obra fotográfica. 

Procedencia

Nací en San Petersburgo (Rusia), crecí en Tallinn (Estonia) y ahora mismo vivo en Brooklyn, Nueva York.

¿Amateur o profesional?

Principalmente me considero amateur, aunque a veces realizo fotografías y retoques para algunos clientes.

¿Cómo y cuándo te iniciaste en el mundo de la fotografía?

Comencé a hacer fotografías a los 14 años. Estando en una pista de patinaje de Tallinn, un amigo mío sacó una vieja cámara soviética, una Zenit, y empezó a hacer fotos a los skaters. Sus tomas eran realmente increíbles así que le pregunté dónde podía comprar una y conseguí una igual por 10 dólares. Desde que la compré hasta ahora, nunca he dejado de fotografiar. Aprender con una cámara manual y usarla durante diez años es algo de lo que me alegro enormemente, ya que me ha sido realmente útil para mi desarrollo posterior.

¿Cuál es tu fotógrafo favorito?

Para ser honesto no tengo ningún fotógrafo favorito. Sigo algunas páginas web y algunos blogs de fotógrafos que me gustan, pero nunca recuerdo a ninguno por su nombre.

¿Qué perfil de Flickr recomendarías?

Sigo perfiles muy interesantes como los de Sarah Lee, Antwrangler, Nagano Toyokazu y Paramitta.

¿Con qué equipo trabajas?

Tengo dos equipos, uno para el trabajo y otro para los viajes. Para trabajar utilizo la cámara Canon 5D Mark III, aunque a veces también la llevo de viaje; y los objetivos Canon EF 70-200mm f/2.8L, mi preferido y el que siempre viene conmigo; Canon EF 16-35mm f/2.8L II, el mejor gran angular ahí fuera; Canon EF 50mm f/1.4, adecuado pero que raramente uso; y Canon EF 24-70mm f/2.8L II, no me gusta tirar fotos con él pero es bueno para grabar vídeos. En mis viajes suelo llevar una cámara Leica M (Typ 240), perfecta para el día a día y para viajar; con el objetivo Leica 50mm f/1.4 Summilux, una lente jodidamente increíble, no he visto ninguna mejor.

¿Cómo te decidiste por un estilo tan personal y onírico?

No estoy seguro. Mucha gente me conoce por mi fotografía de viajes pero no me siento cómodo denominándome a mí mismo como fotógrafo de viajes, ya que no es ese tipo de fotografía la que realmente me gustaría realizar. Simplemente viajo mucho por cuestiones laborales y esa fotografía es el resultado de ello, solamente sucede y ya está.

Conoce más a Anton Repponen en su web.


Pincha en las miniaturas para ver la galería a pantalla completa.

Todas las fotografías tienen los derechos reservados Anton Repponen ©.