“Para el viajero que llega por mar, Lisboa vista así, de lejos, se erige como una bella visión de sueño, sobresaliendo contra el azul del cielo, que el sol anima”. Fernando Pessoa.

“Bien podría ser que Lisboa, contrario de lo que parecía, no fuera ciudad, sino mujer, y la perdición solo amorosa, si el restrictivo adverbio tiene cabida aquí, si no es esa la única y feliz perdición”. Jose Saramago.

“Bajo siete colinas, que son otros tantos puntos de observación desde donde se pueden disfrutar magníficos panoramas, se extiende la vasta, irregular y multicolor aglomeración de casas que constituye Lisboa”. Fernando Pessoa.

“Quem nunca viu Lisboa, não viu coisa boa”. Dicho popular.