Dicen que los piratas siempre navegan contracorriente, de manera literal y figurada, y el nuestro no iba a ser la excepción. Cuando nadie apostaba un duro -cinco pesetas de las de entonces- por el rock en nuestro país, Juan Pablo Ordúñez se empeñó en acercar la distorsión a los transistores de un país en transición. Hoy, cuarenta años después, la suma de los factores radio y rock nos sigue dando la misma solución: la de un locutor legendario por todos reconocido como El Pirata.


Tengo un sobrino que, con cinco años, escucha a AC/DC y a System of a down sin que sus padres lo inciten, ¿el rockero nace o se hace? ¿cuáles son tus primeros recuerdos del rock?

Veía los discos de Elvis y de los Beatles que tenían mis primos, que eran mayores que yo, y las fotos de los grupos ingleses de los años sesenta que salían en las revistas que tenía mi hermana. Mis primeros conciertos fueron las pruebas de sonido de las orquestas que iban a tocar a Talavera -la ciudad donde nací-, en las que tocaban versiones de los grandes y luego hacían pachanga, aunque algo tocaban de lo guay. En aquellos tiempos hubo grandes músicos ingleses tocando por aquí. No te podría decir ninguno ahora, pero después de verles tocar en Talavera luego les reconocía en portadas de discos.

¿Por qué te llaman El Pirata?

Viene de los tiempos en los que aún no estaba en la radio. Luego, siguiendo la estela de los grandes dj como Wolfman Jack, Emperor Rosko o Mariskal Romero, decidí que el nombre de guerra de la calle lo podía llevar a mi profesión

Con una trayectoria tan larga en la radio habrán sido innumerables los músicos que has conocido, ¿quién es el que más te ha impresionado?

Quizás, por cercanía, José Carlos Molina. Fue el primero, nunca se le comprendió, casi nunca se le apoyó y nunca se bajó los pantalones. Es más músico que nadie, toca diez o doce instrumentos y jamás recogió los frutos de su trabajo. Su constancia y humildad es envidiable.

Supongo que también te habrá impresionado Angus Young, ¿hay que estar hecho de algún material especial para aguantarle una farra al líder de AC/DC?

Qué va, es el tipo más tranquilo del mundo.

¿Hay alguien que aún se te resista dentro del mundo del rock? Para ser entrevistado, claro…

Poco a poco van cayendo todos en mi lista. Hace nada entrevisté a Johnny Rotten y también a Alice Cooper. Dame tiempo.

¿Cuál es la pieza más preciada de la colección Rockmusseum, tu mausoleo privado de reliquias de la historia del rock?

Cada uno tiene una historia y algo mío detrás. No soy de destacar algo por encima de lo demás.

¿Sigue siendo el rock parte de la cultura maldita?

Sí, en parte sí. Rock FM está demostrando que el rock llegó a este país para quedarse. Ahora todo el mundo es rockero, pero de los que presumen de ello, dime cuántos se la han jugado, cuántos han apostado su vida al rock. Empezando por mí, te puedo presentar a cientos de personas, la mayoría amigos míos que sí lo han hecho. Es fácil comprarte una camiseta de los Ramones en Zara y decir que eres rockero. Mira a ver si ves a alguno de esos dejando tres pavos en el concierto de algún grupo emergente.

¿Cuánto tiempo tendremos que esperar en la península para poder albergar macrofestivales de rock y metal, al estilo del Download Festival, Hellfest o Wacken, sin menospreciar las propuestas actuales emergentes como Rock Fest, Leyendas del Rock o Resurrection?

Bueno, el Rock Fest de Barcelona es la envidia de muchos.

¿Crees que el futuro de la radio pasa irremediablemente por la red de redes o que las emisoras convencionales perdurarán?

El mundo digital se lo comerá todo en un futuro. Las listas de Spotify y esas mierdas son para gente que se conforma con poco, pero mientras haya quien transmita haciendo radio con coco y corazón, habrá oyentes al otro lado.

Rock FM es prácticamente la única emisora especializada en rock dentro del dial estatal y pertenece a la Cope, ¿no es paradójico que la cadena de los curas sea la única que apoya al ‘monstruo satánico’ del rock?

Entiendo que pueda ser sorprendente para la gente, pero para mí es lo más normal. Llegué al Grupo Cope en el año 82 y jamás pusieron pegas a lo que yo hacía. Es más, me apoyaron a su manera y mi programa Emisión Pirata se transmitió en la Cope durante varios años. Aquellas transmisiones de la madrugada de los sábados son antológicas y muchísima gente las recuerda porque eran la única opción para escuchar rock y heavy de verdad en un programa. Por ejemplo, la primera vez que Metallica sonó en una radio española fue en la Cope. Y no solo ellos, cientos de grupos más de la época que puse en la Cope con los discos que yo me compraba. El rock nunca fue algo que les preocupara, creo que, como ahora, les preocupa más que el que ponga rock en esa casa sea un buen profesional, que se lo crea y haga las cosas bien. Pero entiendo que suene chocante. Bueno, sois muy jóvenes…

Rock FM es un ejemplar radiofónico casi único, pero ¿por qué el rock, y la música en general, apenas aparece en televisión cuando en otras épocas sí lo hacía?

La tele cada vez quiere menos música, parece que no es rentable. De todas formas es un medio que me interesa poco. Ellos sabrán lo que hacen.

Juan Pablo Ordúñez El Pirata

El Pirata y su banda de Rock FM

¿Un programa matinal de seis a diez –El Pirata y su banda– no es mucho madrugar para un rockero?

Sigue siendo de noche. Lo que es mucho es jugar en la primera división de la radio española haciendo un programa de rock. Y lo estamos haciendo. De momento no estamos en la Champions aunque tampoco jugamos la liguilla de descenso, dadnos tiempo…

Tu nombre está asociado inevitablemente al rock, pero no sólo de rock vive el hombre, ¿o sí? ¿qué otras músicas escuchas?

Joder, el día solo tiene 24 horas. No da para más. Imposible interesarme por otras cosas. Pero blues, clásica, ópera y tías que cantan bien sí que suenan en mi equipo de vez en cuando.

Hace poco has comandado la elección de las 500 mejores canciones del Rock, en el Rock FM 500, ¿qué temas se llevarían tus votos?

Depende del momento en el que me pilles. Hay tanta música, tantos temas… O te fías de lo que manda el corazón en cada momento o es imposible elegir.

Dentro del panorama estatal hay bandas emergentes, bandas que se retiran después de una trayectoria enorme y bandas que regresan a los escenarios… ¿a qué grupo recomendarías escuchar?

¿De los nuevos? A Virgen. De los clásicos: a todos, hijos de puta, ¿cómo lo hacen para estar a ese nivel?

¿Cuál es el mejor directo que se puede ver hoy en día?

Sigue las nuevas bandas en directo y fliparás. Si tienes esa actitud, te llevarás para el cuerpo experiencias que no te imaginas. Los grandes son tan grandes que difícilmente te fallaran.

¿Qué opinas de los problemas para acudir con menores a conciertos?

La Comunidad de Madrid ya está arreglando eso, espero que cunda el ejemplo. Si lo que quieren es evitar que los chicos tomen alcohol, que empiecen por otro lado.

Si no te dedicaras al mundo del rock y de la radio, ¿a qué se dedicaría El Pirata?

La historia, la publicidad, la literatura… Cualquiera de estas cosas u otras que me motivaran. Pasar por esta vida sin hacer lo que te gusta, no mola.

¿Cuál es el mejor libro jamás escrito sobre el rock?

Jua, jua, jua… los que yo escribo.

¿Qué película recomendarías para una tarde de resaca?

Los rompepelotas (Les valseuses, Bertrand Blier, 1974).

¿En la piel de qué personaje histórico te meterías? No vale en la de Barbanegra…

Viriato.

Dime lo primero que te sugieran estas palabras:

Ozzy Osbourne: Aunque lo llamen ‘Príncipe de las tinieblas’, lo cierto es que dios le vino a ver.

Copyleft/Creative Commons: Sinceramente, no lo conozco.

Vita Imana: Vamos, vamos, que ese es el rollo.

CBGB: Joder, lagrimones cada vez que voy a Nueva York.

Resurrection Fest: Cago en la puta, no pude ir el verano pasado.

SGAE: No creo que piense nada diferente a los demás.

Si mañana hubiera un incendio y solo pudieras salvar un disco de tu extensa colección, ¿te quedarías con alguno o perecerías en las llamas del rock con ellos?

Qué va, saldría corriendo -dentro de mis posibilidades-, la vida es lo primero… Bueno, el disco negro de AC/DC tendría muchas posibilidades.

Juan Pablo Ordúñez El Pirata