A escasas horas del inicio de la gira que llevará a Ehta Gente por gran parte de la península para presentar su último disco, nos sumergimos durante unas horas en su universo particular. El de un grupo nacido en Villafrakaso, parte de una generación perdida que tira su vida a la basura sin dormir, escondido en cualquier cara B del segundo CD de un disco raro. Y aunque digan que el lejano oeste está en Almería, descubrimos con ellos que no pasa más allá de las viviendas okupas de Granada, la ciudad de las teterías donde Kurt Cobain se esconde de su fama repudiada. En sus calles se gesta un grupo que deambula entre la ciudad nazarí y Extremadura, entre el ruido y la suciedad, y cuyo funambulismo despierta la conciencia musical que llevamos dentro.

Ehta Gente Maldita Cultura Magazine

Todas las imágenes por María Pachón.


¿Quiénes son Ehta Gente? ¿Cómo surge el nombre del grupo?
-Fernando: El nombre se nos ocurrió en un ensayo. Nos hizo gracia el primer minuto y después ya no; nos dejó de hacer gracia, pero nos lo quedamos. Barajamos diferentes posibilidades, como Parto, o Dosis con B… Parto hubiera estado bien pero surgió Ehta Gente porque ensayábamos en un local que compartíamos con más gente, y estaba gracioso que la gente se liaba cuando uno preguntaba: “¿Quién viene hoy?”. Y otro contestaba: “Esta gente”. “Ya, pero ‘esta gente’ quién, ¿’esta gente’ de no sé dónde, o ‘esta gente’ de no sé cuánto?”. Nada, un juego de palabras que nos hizo gracia el primer minuto. Y lo de la h es por reminiscencia extremeña.

Claro, aquí lo entendemos porque lo pronunciamos tal como es. Pero, ¿en otros lugares se pronuncia y entiende Ehta Gente con la h extremeña?

Fernando: Por ahí dicen “eta gente”.

Juan: Eso es apología… De Madrid para arriba se entiende menos.

Fernando: De Despeñaperros p’abajo todo el mundo lo entiende…

Juan: ¿Quién es Ehta Gente? Depende. ‘Esta gente’ es cualquiera, puede ser todo el mundo. Pero Ehta Gente somos Chivo (Fernando), Katufa (Fran) y yo.

Ehta Gente Maldita Cultura Magazine

Juan, bajo y voz.

Habéis cambiado de miembros, ¿no?

-Fernando: Varias veces… Al principio éramos cuatro: Jesús Mesa, que vivió en Granada durante un año y fue nuestro batería; Chus, que fue guitarra hasta que Mesa se fue a Lisboa, y entonces pasó a ser batería; y Juan y yo, que hemos estado ahí siempre.

Juan: Sí, es que con los baterías solemos tener problemas: o se les va la olla, o nos cansamos de ellos y los mandamos por ahí… A este, al Katufa, no sé cuánto le quedará, pero no creo que le quede mucho; y menos ahora, que ha dejado de fumar…

Fernando: Vamos cambiando batería por disco.

¿Cuándo nació el grupo?

-Fernando: En 2013…

-Juan: El grupo tiene dos años y medio, o menos. En verdad, empezamos en 2011 con otro grupo que se llamaba La Banda Wanda, con un chaval de Burgos -el Biberín- a la batería. Luego hicimos otro, Camino de la Bulleja, que de ahí viene el tema de este último disco. Y ya, por último, montamos Ehta Gente.

-Fernando: En Camino de la Bulleja -un camino que hay en Granada donde estaba el local en el que ensayábamos-, tocaba la guitarra Luci y la batería, Chus. Pero después, con Ehta Gente, Chus tocó la guitarra hasta que Mesa se fue a Lisboa y nos dejó cojeando. Nos llamaron para tocar en un festival y Mesa nos dijo que vendría desde Portugal; pero justo el día antes le surgieron imprevistos y no pudo venir, así que Chus tuvo que coger las baquetas, y la verdad es que lo hizo de puta madre.

-Juan: Ha habido un poco de desorden todo el tiempo. Ahora, nosotros tres nos sentimos en la misma onda. Solo así se pueden organizar giras y discos.

Ehta Gente Maldita Cultura Magazine

Fernando, guitarra y voz.

Pero además de los grupos que habéis montado juntos, habéis tenido otros proyectos anteriores:

Fernando: Yo he tocado en Sevilla con Revolulu Band, y aquí en Zafra con La Movida Turca y con Ziquitraque, grupo efimerísimo donde los haya.

Juan: Katufa y yo hemos tocado en los Pim pam pum, típico grupo punk de cuatro acordes.

Fran: Pim Pam Pum, que punk, que pank

Juan: Y Katufa y yo ahora otra vez unidos.

Fran: Hasta que yo quiera, porque te estoy haciendo un favor, ¿sabes?

Juan: No, hasta que se te vaya la olla con la droga, como le suele pasar a los baterías, o hasta que nosotros nos cansemos.

Fernando: O hasta que grabemos otro disco…

Ehta Gente Maldita Cultura Magazine

Fran, batería.

¿Cuál es vuestro estilo? ¿Qué es el ‘rock moderno de toda la vida’?           

-Juan: El rock moderno de toda la vida surgió en el primer CD, cuando el grupo tenía ocho meses de vida. Fue una grabación rápida.

– Fernando: Queríamos grabar los temas que teníamos porque no sabíamos que iba a pasar con nuestras vidas al año siguiente, si alguno iba a tener que dejar Granada y el grupo. Nos daba pena que ese trabajo no quedase registrado…

-Juan: Pero ese disco no nos define. Apenas nos hemos quedado con cinco canciones del repertorio.

-Fernando: Aquel fue ‘rock moderno de toda la vida’ y este iba a ser ‘punk antiguo del futuro’, pero al final no…

Entonces, ¿dónde os encasilláis?

Fernando: Pfff… Rock y derivados. Punk rock…

Fran: Rock apunkarrao

Fernando: Es que el punk rock que se concibe aquí en España tampoco es, porque no tenemos nada que ver con Boikot, Reincidentes y toda la escuela de esta gente… Aunque algo hemos mamao también, pero no… Juan es más punki que yo, y al principio tenía que adaptarme. Pero poco a poco empecé a meterle al grupo guitarras ‘revolulescas’, más rarunas, más elaboradas.

Juan: Somos el rock de la segunda década del siglo XXI.

Fernando: Cada vez vamos definiéndonos más. Ahora somos eclécticos; antes éramos un desbarajuste.

Actitud punk, calidad del mejor rock.

-Fernando: Pues sí, me mola. Pero para los punkis no somos punkis, para los rockeros somos muy punkis… En Granada somos de Extremadura y aquí decimos que somos un grupo de Granada… Estamos en tierra de nadie, no encajamos en ningún sitio… Cansa sentirse marginado (risas).

¿Estaríais más cómodos en los años 70? Y no lo digo por las drogas…

-Fernando: Yo sí. De siempre lo he dicho. Y en los 90 estaría muy a gusto también.

Con los tripis, tendríais que cambiar de batería aún más.

-Fernando: Eso sí es verdad…

¿Y quién está ahí en la retaguardia de Ehta Gente trabajando por el grupo?

Juan: Antes estaba el Katufa, que colaboraba a menudo con la armónica. Y Mari VRL.

Fernando: Mari VRL es quien nos ha grabado el último disco, y siempre ha estado ahí montando con nosotros conciertos y festivales. Desde hace un mes, además, Mari y yo hemos creado El Trastero Producciones –momento publicidad-.

¿Cómo se grabó el disco?

Juan: De puta madre en casa de una colega, en el Camino de la Bulleja. Teníamos la casa entera para nosotros, día y noche. Pudimos plasmar lo que buscábamos gracias a la libertad de hacer lo que queríamos cuando queríamos, sin límite de tiempo. El bajo se grabó durante toda una noche, hasta que amaneció. La batería en dos noches. En una semana tuvimos el disco completo.

Fran: Bueno, sin armónica…

En las composiciones, ¿cuánto hay de improvisación? Todo suena bastante fresco, no parece encorsetado.

Fernando: Los punteos al principio son improvisados, y después de tocarlos mucho y darles algunas vueltas, pasan de ser improvisados a algo fijo.

Juan: El último tema del disco es bastante improvisado.

Si yo fuese David Geffen, que le ha producido a Nirvana, Guns N’ Roses, Neil Young, ¿cómo me venderíais a Ehta Gente?

Juan: Te lo vas a pasar muy bien con nosotros, podemos tocar todo lo que quieras… ¡No sé, tío!

Fernando: No podemos vendernos. Estamos en contra de eso. No ponemos precio a las entradas de nuestros conciertos. Vendemos el disco a tres euros por no regalarlo directamente y perderle aún más… Somos más de perder que de ganar, y lo de vendernos no va con nosotros, somos más de comprarnos.

¿Cuántas copias habéis sacado del último disco?

-Fernando: 1000 copias, porque se le ha ido la olla a Juan.

-Juan: Difusión a tope, yo solo quiero difundir.

-Fernando: Sí, como no nos gusta cobrar entrada para los conciertos, le hemos dado vueltas a la idea de que el disco sea la entrada, a tres euros. Pero a ver, es como obligar a que te lo compren…

-Juan: Ya, pero es una buena idea para las salas que nos obligan a cobrar la entrada.

-Fernando: Sí, pero nosotros estamos obligando a comprar el disco…

¿Qué licencia habéis utilizado?

-Fernando: Creative Commons. Sencilla, rápida y justa. Se nos reconoce la autoría, nadie gana dinero si nosotros no lo ganamos, y cualquiera puede usar las canciones para lo que quiera y cómo quiera, siempre y cuando no se lucre. Ni depósito legal, ni pagar nada, ni Propiedad Intelectual, ni SGAE, ni pollas en vinagre. Cuatro clicks en Internet y listo.

¿El grupo tiene influencias no musicales?

-Juan: Sexuales, siempre sexuales. Es mi fin, la difusión y el sexo… No en serio, estamos muy influenciados por el ambiente de Granada, por la desorganización social, por el movimiento okupa.

Ehta Gente Maldita Cultura Magazine

¿Dónde está Villafrakaso?

-Juan: Estaba en Granada, entre Granada y Armilla. Era una okupa donde ensayábamos. Una de nuestras casas. En la contraportada del disco, aparece fotografiada.

-Fernando: Era como la casa de Will Smith. Con piscina, pista de baloncesto; una mansión ocupada.

-Juan: Los primeros temas del disco Villafrakaso los grabamos ahí en directo.

¿Existe alguna otra salida que no sea la autogestión para crear un grupo de música?

-Fernando: No.

Juan: Que sí, hombre. Ganar concursos.

-Fernando: Esa es la paranoia que tuviste ayer con los Belako esos, que en verdad han pegado el pelotazo porque están muy guapos. No hay otra salida: Do it yourself.

-Juan: Te montas tu estudio y tu disco, baratito y bonito, y das por culo a la peña, a las salas, a través de las redes sociales, de e-mails y de llamadas de teléfono para hacer conciertos. En realidad, te encuentras de todo, desde gente que te dice “no, aquí solo covers”, a salas que te piden 300 euros por tocar.

-Fernando: Ahora, la norma de las salas es ir con alguien de allí, con alguien local, para que le petes el sitio.

-Juan: El que mejor te entiende es el nota que es músico y tiene una sala. Ese suele decirme: “A ver si te interesa, porque pagamos muy poco… 150 euros por concierto…”. Y yo digo: ¡Venga, cojonudo!

-Fernando: Somos poco exigentes en ese aspecto.

El disco tiene muy buen diseño.

-Juan: Sí, está muy bien acabado, y trabajado. Se le ha dedicado tiempo.

-Fernando: Pensamos: “Tenemos muchos colegas que son muy buenos y que pueden ayudarnos a hacer el disco desinteresadamente, pues vamos a aprovecharlo”.

Tenéis varios temas instrumentales. En la época del ‘sin punteos’, ¿cómo responde la gente en los conciertos a los instrumentales?

-Fernando: Yo es que estoy acostumbrado desde mis tiempos con Revolulu Band, un grupo que hacía conciertos para camareros… Hicimos la ‘Barman Tour’. Al principio me jodía que la gente me preguntase: “¿Y el cantante? ¿Quién canta, quién canta?”. Con Ehta Gente tenemos a este…

-Juan: Yo no quería cantar en ningún momento, pero él insistió.

-Fernando: A mí es que me mola como cantas… Como rapeas… Es que es una paranoia, porque ni rapea ni canta, ¿sabes? Es un híbrido, y mola. El tonillo y la actitud del gilipollas este me gusta un montón. Entonces, pues eso, lo dejo que cante, pero sin abusar. Pero es verdad que la gente pierde la concentración cuando no hay cantante. A la gente le cuesta entender que, al igual que no en todos los grupos hay saxofón, no todos tienen que tener voz. Para mí es un instrumento más.

En Villafrakaso hay un tema que se llama 655483412, ¿de quién es el número?

-Juan: (Risas) El teléfono es mío, y el tema se llama así porque estamos tocando el número, los trastes correspondientes.

-Fernando: En verdad, si hay que ser sinceros, Juan hizo la canción para ligar.

-Juan: Hombre, claro. Porque el objetivo siempre es el que es…

Recién empezado el grupo, os fuisteis de gira a Suiza. ¿Eso es verdad? ¿O la verdad es que fuisteis a meter dinero en la cuenta?

-Fernando: Eso es verdad, pero lo del Live at Le Mans es mentira.

-Juan: Lo de Le Mans era mentira, así que luego nos dijimos: “Ahora, con la tontería, hay que ir allí”.

-Fernando: Live at Le Mans surgió por el primer intento de grabación que hicimos. El batería, cómo no, no vino, y tuve que grabar la batería yo. Después grabamos las guitarras, el bajo y las voces, y, como no teníamos ni puta idea, quedó como el culo. Entonces, para maquillarlo, decidimos hacer un falso directo. Nos hizo mucha gracia, la verdad. Pero le pusimos Le Mans como podríamos haberle puesto Kuala Lumpur.

-Juan: Meses después, se nos dio la oportunidad de ir a Suiza y dijimos, “del tiri”. Y fuimos con Mierda, un grupo de hardcore de Granada.

-Fernando: Y por el camino hicimos más conciertillos. Paramos en L’Eskombrera en Valencia, en otra okupa de Barcelona, en Sant Pol; en Francia no conseguimos sacar ningún concierto, pero tocamos en la calle en Montpellier para ganar dinerino y continuar para arriba; y al final llegamos al sitio, que era guapísimo, una utopía, y estuvimos allí cuatro o cinco días.

Ehta Gente Maldita Cultura Magazine

¿Qué discos suenan cuando estáis de mañaneo?

-Juan: Ninguno, tocamos nosotros. De mañaneo solemos tener instrumentos, y nos ponemos a tocar.

-Fernando: Es una cosa que nos encanta, que la intentamos hacer siempre que podemos.

-Fran: Yo me saco de fiesta el acordeón para cuando llegue la mañana poder tocarlo.

-Fernando: Pero a ver, que también me pongo música. Ahora estoy con los vinilos, de hecho me he comprado los cinco primeros discos de Génesis, mis primeros vinilos.

¿Con qué grupo os gustaría ir de gira?

Juan: Con ninguno.

Fran: A mí me gustaría tocar con Guadalupe Plata.

Fernando: Con Belako… (Risas)

Juan: Sobre todo por conocer a la bajista y a la cantante.

Hablamos de telonear, no de sabanear…

Juan: Pues entonces con ninguno. Tenemos que tener el protagonismo nosotros, coño.

Bueno, ¿pues a quién os llevaríais de teloneros?

-Juan: ¿Ves? Esa es otra pregunta.

-Fernando: Al Katufa, por supuesto. Con su espectáculo de hombre orquesta, Armonikatu: batería, acordeón y armónica a la vez. Nos ha teloneado muchas veces y está de puta madre.

-Juan: Yo me llevaría a grupos como Peste y mierda, Cagando entre dos coches, Tarzán y su puta madre buscan piso en Alcobendas, Liquidillo de container… Grupos así, ¡qué no los he escuchado nunca! Solo por el nombre, vaya…

Fernando: La verdad es que me da igual. Pero si son colegas mejor, para el antes y el después.

¿Y qué diríais si os llamasen ahora mismo para que toquéis en el FIB de Benicàssim?

-Fernando: Pff… Les díría: ¿Qué pasa, qué queréis…? ¿Nos habéis escuchado? En serio, ¿no queréis llevar mejor a Belako? A ver, ¿pero vais a poner Heineken gratis o no?

-Juan: Yo les diría que vamos con la condición de que nos pongan en el mismo camerino que Belako.

Ehta Gente Maldita Cultura Magazine

Fernando, antes me has dicho que quieres hacer unas preguntas…

-Fernando: No, solo quiero hacer una que además me hago desde hace tiempo. Juan, nos han dicho muchas veces que nos parecemos a los Ilegales. Nos lo ha dicho gente muy dispar, en diferentes sitios. Desde mi vecino a un nota en un concierto. En fin… ¿Por qué, Juan? ¿Si nosotros no nos parecemos una puta mierda a esa gente y no hemos escuchado Ilegales en nuestra puta vida?

-Juan: ¿Sabes lo que yo creo? Que la gente que nos lo dicen tampoco los han escuchado…

¿Qué grupos sí os influencian?

-Fernando: Hay muchas cosas de otros grupos en nuestras canciones; guiños, que no plagios. Esputo recuerda a Mamá Ladilla; el principio de Despierta es igual que el de Isla de Encanta, de los Pixies; en Mañaneo hay un mini-solo que, aunque empieza a mi rollo, termina con el final del Alive de Pearl Jam… En fin, muchas cosinas pahí que las meto yo porque me da la gana, como homenaje. Por supuesto, no sobrepasan las cuatro notas para que no sea plagio, pero las meto porque me gustan.

Vamos con unas dicotomías: ¿Juan Abarca o David Bowie?

-Fernando: ¡Hostia, no! ¡No puedo, tío! ¡No puedo elegir! Qué hijo puta…

¿Sex Pistols o The Clash?

-Juande: The Clash.

-Fernando: The Clash. Pero, ¿tú no eras de Sex Pistols?

-Juande: ¿Sex Pistols, yo? Esos son unos reventaos… (Risas)

¿Estadio o rincón?

-Fernando: Rincón, por supuesto. Somos un grupo de rincón.

-Juande: Rincón, siempre rincón.


Tras unas risas y unas cervezas, los dejamos en su hábitat, en el rincón de un bar cualquiera en el que darán el primer concierto de su gira.