En esta época de series, en la que continuamente se inventan, se escriben, se producen, se graban, y se cancelan… ¿cuál es la mejor serie de todas, la mejor serie de la historia de las series? De hecho, con un menú tan amplio, ¿es posible hablar de la mejor serie? Definitivamente sí, y para mí sólo hay dos que se puedan situar en semejante categoría: The Sopranos y The Wire. ¡Magnificencia HBO! Sí, pero… ¿cuál es mejor? ¿The Sopranos o The Wire? Hace algún tiempo lo comentaba con un amigo, y él me dio una clave importante en semejante dilema. The Sopranos es realista, The Wire es real. Aún así no diré que The Wire me parece mejor que The Sopranos (aunque lo piense).

ATENCIÓN: Aviso de posibles spoilers, aunque he intentado no dar demasiados detalles. Si sigues leyendo y de repente quieres matarme, que conste que te avisé.


Te recomiendo The Wire. Tienes que verla. Es una serie policíaca. Pero no del tipo CSI. No esperes aquí ver tecnología a lo Minority Report, con hologramas y toda esa parafernalia. No, qué va. Es policíaca, pero policíaca de verdad. Quiero decir, que había que pinchar buscas para pillar a los traficantes. “¿Pinchar un busca? ¿Eso se podía hacer? ¡Si ni siquiera sé qué es un busca!”. Pues vaya que si se podía, y dan mucho juego, por cierto. Pero, ojo, que para pinchar un busca, o un teléfono móvil, o poner un micro, necesitas una orden judicial. Y, ay, las ordenes judiciales… No son tan fáciles de conseguir. De hecho, hay que sufrir con la burocracia y el tiempo que se pierde para poder ir a recoger pruebas. Y mientras, los malos destruyendo las pruebas…

The Wire serie HBO - Maldita Cultura Magazine

La trama se desarrolla en Baltimore, una de las ciudades de EE.UU. con mayor tasa de homicidio intencional. ¿El Mentalista, NCIS, Castle? No. Aquí podrás ver a dos toxicómanos chutarse media dosis de heroína porque en su miseria no hay para más, mientras suenan disparos en la calle. Cinco cuerpos más que engrosan las listas de homicidios. Y el comandante se había comprometido a bajar de 275 muertes este año. Pero, como en algún momento dijo Bunny Colvin, “se puede reclasificar un asalto, no registrar un robo, pero ¿cómo se hace desaparecer un cadáver?”. Un caso de narcotráfico y asesinatos en Baltimore Oeste, contrabando en las aduanas portuarias, trata de blancas y proxenetismo, más asesinatos, problemas sindicales y la falta de apoyo de las administraciones a los trabajadores, luchas de poder, corrupción política y policial y su nexo con el dinero de la droga y el contrabando, más asesinatos, números y estadísticas policiales y su inutilidad en la guerra contra las drogas, la calidad del sistema educativo público y cómo falla en los barrios más olvidados y a los grupos más marginados, los medios de comunicación y su crueldad amarillista, más asesinatos…The Wire serie HBO - Maldita Cultura Magazine

The Wire es una gran trama de tramas que transcurren durante cinco temporadas y que comenzó con el libro Homicide: A Year on the Killing Streets, publicado en 1991 por David Simon, antiguo periodista de The Baltimore Sun y showrunner de la serie. Ed Burns, cocreador junto a Simons, fue un antiguo detective de homicidios y narcotráfico del Departamento de Policía de Baltimore, y profesor en la escuela pública. Juntos colaboraron en The Corner: A Year in the Life of an Inner-City Neighborhood, que se publicó en 1997, y fue adaptado en 2001 como una miniserie por HBO, también llamada The Corner, y paso previo a The Wire. Con más de 10 años de investigación sobre la historia real de las calles de Baltimore, no es de extrañar que el peso del guión sea tan inmenso y brutal durante 60 capítulos.

Una de las cosas que más me gusta de The Wire es que no hay evolución. A ver, entendamos que obviamente si hay una evolución de los casos, de la trama. Pero no de los personajes. Hay series que basan sus cimientos en el profundo cambio que sufren sus protagonistas, algo que bien argumentado nos da otras joyas como Breaking Bad o True Detective, con una primera temporada magnífica. Pero aquí los personajes siguen siendo unos capullos desde que aparecen hasta el final. Capullos a los que amarás y odiarás, a partes iguales, ya sean de los “buenos” o de los “malos”.

Y entre todos los capullos destaca Jimmy McNulty, pero este es nuestro capullo. Detective de homicidios de origen irlandés, alcohólico, mal padre, mal marido, está obsesionado con su trabajo de manera enfermiza, adicto a sí mismo. Como contrapunto, Lester Freamon es un buen detective, reasignado a esta nueva unidad después de pasar un tiempo en la Unidad de Empeños como castigo por saltarse la cadena de mando. Según Bunk Moreland (otro gran personaje, compañero en homicidios de McNulty), Freamon es un policía innato por su inteligencia y tenacidad. Se cree más listo que los demás, pero la realidad es que lo es. El teniente Cedric Daniels es uno de los personajes que llega a evolucionar algo, ya que al inicio se presenta como un buen subordinado, con una prometedora carrera dentro de la cadena de mandos. Sin embargo, al ver la envergadura del caso, termina por revelarse por los impedimentos, y a veces boicots, que los mandos superiores les ponen, que quieren algo rápido y limpio.

The Wire serie HBO - Maldita Cultura Magazine

Avon Barksdale es el hombre que da inicio a todo. Un traficante de drogas sin escrúpulos, que junto a su segundo al mando, Stringer Bell, no dudarán en quitar de en medio a quien interfiera en sus planes. Barksdale está basado en personaje real de la historia de Baltimore, Melvin D. Williams, traficante que dirigió el narcotráfico en la ciudad con sangre fría en los años 70 y 80. Curiosamente, el propio Williams tiene un pequeño papel en la serie como el diácono de una iglesia de Baltimore Oeste. Esto es algo que se repite a lo largo de la serie, ya que veremos personajes basados en personas reales, e incluso a esas personas en algún papel menor.

Los chicos de las torres se ganan la vida vendiendo droga en las esquinas mientras aspiran a ser algún día soldados, y antiguos soldados esperan heredar a la fuerza los territorios que antes defendieron para otro. Los drogadictos se ganan la vida intentando timar a los traficantes para conseguir más por menos. Y en el medio del charco estará siempre Omar Little, uno de los personajes más carismáticos de la serie, un educado renegado, el llanero solitario que no tiene que rendir cuentas con nadie y que dará jarabe de gran calibre a quien participe en el juego.

The Wire serie HBO - Maldita Cultura Magazine

Pero esto es sólo el principio. Esta es sólo mi opinión. Tienes que ver The Wire. ¿CSI? No, esto es otra cosa. The Wire es real.